5 razones por las que la crianza moderna está en crisis

Recientemente una Nana británica publicó esta carta sobre la educación de los hijos y me parece muy interesante y cierta. La dejo aquí abajo para que la lean y la compartan con otros papás.


Ayudémonos entre todos. 


En general, soy una persona bastante optimista. Tiendo a creer que todo va a salir bien, a menos que las pruebas indiquen totalmente lo contrario; cualquiera que me conozca bien te dirá que no suelo dramatizar. Este es el motivo por el que cuando afirmo que la crianza moderna está en apuros, en crisis incluso, espero que me escuchen, y que me escuchen bien. He trabajado con niños y padres en dos continentes y durante dos décadas, y lo que he visto en los últimos años me alarma. Estos son los mayores problemas que veo:

1. Tenemos miedo a nuestros hijos.

Suelo hacer una prueba por las mañanas en la que observo cómo un padre da el desayuno a su hijo. Si el niño dice: "¡Quiero la taza rosa, no la azul!" aunque la madre ya haya echado la leche en la azul, trato de observar con cuidado la reacción de la mamá. La mayoría de las veces, se pone pálida y vierte el contenido en la taza que el niño prefiere antes de que le dé un berrinche. ¡Error! ¿De qué tenéis miedo? ¿Quién manda de los dos? Deja que llore si quiere, y vete de ahí para no escuchar el llanto. Pero, por favor, no trabajes de más sólo para agradar al niño. Y, lo más importante, piensa en la lección que le estás enseñando si le das todo lo que quiere sólo por ponerse a llorar.

2. Hemos bajado el listón.

Cuando los niños se comportan mal, ya sea en público o en privado, los padres tienden a encogerse de hombros como diciendo: "Así son los niños". Te aseguro que no tiene por qué ser así. Los niños son capaces de mucho más de lo que los padres normalmente esperan de ellos, en cuanto a sus modales, al respeto por los mayores, las tareas del día a día, la generosidad o el autocontrol. ¿Crees que un niño no puede quedarse sentado durante la cena en un restaurante? Nada de eso. ¿Crees que un niño no es capaz de quitar la mesa sin que se lo pidan? De nuevo, no es así. La única razón por la que no se portan bien es porque no les has mostrado cómo hacerlo y porque no esperas que lo hagan. Así de simple. Pon el listón más alto y tu hijo sabrá cómo comportarse.

3. Hemos perdido las costumbres del pueblo.

Antes, los conductores de autobús, los maestros, los tenderos y otros padres solían tener carta blanca para corregir a un niño maleducado. Actuaban como ojos y oídos de la madre y el padre si los niños estaban fuera de su vista, y todo el mundo colaboraba por un interés común: criar de forma adecuada a niños y niñas. Todo el pueblo se volcaba. En la actualidad, si a alguien que no es padre del niño en cuestión se le ocurre regañarlo, a los padres no les hace ninguna gracia. Quieren que su hijo parezca el niño perfecto, y por eso no aceptan que los maestros u otras personas digan lo contrario. Montarán en cólera e irán a hablar con el profesor antes que con su hijo por haberse portado mal en clase. Sienten la necesidad de proyectar una imagen perfecta al mundo y, por desgracia, su inseguridad se ve reforzada porque muchos padres se juzgan entre sí. Si un niño se pone a berrear, todas las cabezas se girarán hacia la madre con una mirada reprobadora. En su lugar, debería ser respaldada, porque hay muchas posibilidades de que el berrinche haya tenido lugar por no haber cedido ante alguna de las exigencias de su niño. Más bien, esos observadores deberían decirle: "Buen trabajo. Sé lo difícil que resulta poner límites".

4. Confiamos demasiado en los atajos.

Me parece maravilloso que los padres tengan todo tipo de aparatos electrónicos para entretenerse en un vuelo o en la sala de espera del médico. También es fabuloso que podamos pedir nuestra compra online, y que podamos calentar comida sana a golpe de microondas. Los padres están más ocupados que nunca, y estoy totalmente a favor de tomar el camino fácil siempre que sea necesario. Pero los atajos también pueden ser una pendiente resbaladiza. Cuando descubres lo bien que "Caillou" entretiene al niño en un avión, que no te tiente la idea de ponerle los dibujos en un restaurante. Los niños también tienen que aprender a ser pacientes. Tienen que aprender a distraerse ellos solos. Tienen que aprender que no toda la comida va a estar siempre caliente y lista en menos de tres minutos y, si es posible, también tienen que aprender a ayudar en la cocina. Los bebés tienen que aprender a tranquilizarse solos; no hay que sentarlos en una silla vibradora cada vez que se pongan quisquillosos. Los niños tienen que aprender a levantarse cuando se caen, en vez de subir los brazos para que mamá y papá les cojan. Enseña a los niños que los atajos pueden servir de ayuda, pero que resulta muy satisfactorio hacer las cosas por la vía lenta.

5. Los padres ponen las necesidades de los hijos por encima de las suyas.

Naturalmente, los padres tienden a cuidar de sus hijos en primer lugar, y esto es bueno para la evolución. Yo defiendo la idea de crear un horario que se ajuste a las necesidades del niño, y que la alimentación y la ropa del niño sean prioritarias. Sin embargo, los padres de hoy en día han ido demasiado lejos, sometiendo sus propias necesidades y salud mental a las de sus hijos. Cada vez con más frecuencia veo a mamás que se levantan de la cama cada dos por tres para satisfacer los caprichos del niño. O a papás que lo dejan todo y se recorren el zoo de punta a punta y a toda prisa para comprarle a la niña una bebida porque tiene sed. No pasa nada por no levantarte en mitad de la noche para darle otro vaso de agua a tu hijo. No pasa nada si el papá del zoo dice: "Claro que vas a beber agua, pero vamos a tener que esperar hasta llegar a la próxima fuente". No pasa nada por utilizar la palabra no de vez en cuando, ni hay nada malo en pedirle a tu hijo que se entretenga solo unos minutos porque mamá quiere usar el baño en privado u hojear una revista.
Temo que si no empezamos a corregir, y pronto, estos cinco errores graves, los niños que estamos criando crecerán y se convertirán en adultos arrogantes, egoístas, impacientes y maleducados. No será su culpa, sino la nuestra. No les hemos enseñado otra cosa, nunca hemos esperado nada más de ellos. Nunca quisimos que se sintieran incómodos y, cuando es inevitable que sientan alguna molestia, no se ven preparados para ello. Por tanto, pido por favor a todos los padres y cuidadores del mundo que exijan más a los niños. Que esperen más de ellos. Que les hagan partícipes de sus luchas. Que les den menos. Que les pongan rectos y que, juntos, les preparemos para que tengan éxito en el mundo real, y no en el mundo protegido que hemos creado para ellos.

El ultimo deseo...


A pocas horas en su celda, esperando ser ejecutado, pidió como último deseo papel y lápiz. Luego de escribir por varios minutos, le dijo a su custodio por favor, entregue esta carta a mi madre!! La carta decía así: Madre, creo que si hubiera más justicia en este mundo, tanto tú como yo deberíamos de ser ejecutados. ¡Tú eres tan culpable como yo de mi miserable vida! ¿Te acuerdas madre, cuando llevé a la casa aquella bicicleta que le quité a otro niño igual que yo? Me ayudaste a esconderla para que mi padre no se enterara. ¿Te acuerdas madre, cuando me robé el dinero de la cartera de la vecina? Fuiste conmigo al centro comercial y lo gastamos juntos. ¿Te acuerdas madre, cuando botaste a mi padre de la casa? Él sólo quiso corregirme por haberme robado el examen final de mi grado y a consecuencia me expulsaron. Madre, yo era sólo un niño, luego fui adolescente y ahora un hombre mal formado! Era sólo un niño inocente que necesitaba corrección, y no consentimiento. Te perdono, y sólo te pido que le hagas llegar esta reflexión a todos los padres del mundo, que sepan que ellos son los únicos responsables de formar, a un hombre decente, o a un vulgar delincuente. Gracias madre por darme la vida y gracias también por ayudarme a perderla. Firma ¡Tu hijo, El Delincuente! Si realmente quieres poner un Granito de arena en esta sociedad copia esta reflexión sin duda puede ayudar... Dios bendiga a aquellas madres q se sienten Orgullosas de haber formado hombres útiles a la Sociedad y no delincuentes a los que no les tiembla la mano para arrancar Vidas y robar lo q con tanto sudor y trabajo le cuesta a los demás

Ventajas y Desventajas de usar Tacones



Los tacones representan en el vestir elegancia y distinción siempre y cuando se combinen con la ropa adecuada para la ocasión que se requiere. El uso de tacones es considerado un referente para aumentar la confianza de verse y sentirse bien.

Los zapatos de tacón presentan diversas texturas, colores, diseños y tamaños, pero también en su uso existen ventajas y desventajas. En el presente artículo daremos a conocer los principales pros y contras de usar tacones.


Ventajas de usar tacones

-Entre las principales ventajas que tiene el usar tacones en el vestuario se encuentran:

-El uso de tacones altos refuerza la confianza en las mujeres, además de hacerlas sentir y ver más sexy y darle ese toque atractivo que toda mujer busca.

-Acentúa sus curvas, siendo estas posicionadas en el lugar correcto al cambiar su postura.

-Al usar zapatos de tacón alto las mujeres mejoran su altura, viéndose con más estatura lo cual representa una enorme ventaja para las mujeres que son bajas de estatura.

-Los tacones hacen que la mujer se vea más delgadas, logrando una apariencia estética que luce desde la cabeza a los pies.

-Los tacones reflejan la personalidad de quien lo calza y puede darle un aire de autoridad, e “intimidar” a otros.

-Son ideales para llevarlos a la oficina con un traje de negocios, así como llevarlo en un simple paseo con playera y jeans.

-Los tacones realzan la elegancia: aprender a caminar utilizando tacones altos corregirá la forma de caminar y hará que sea más elegante y distinguida la personalidad.



Desventajas de usar tacones

Puede parecer a simple vista que las desventajas no existen porque son menos visibles pero la realidad es que pueden convertirse en serios problemas. Entre las principales desventajas que tiene el usar tacones en el vestuario se encuentran:

-Se debe caminar correctamente con los tacones para evitar que el cuerpo se tambalee y lastimar cualquier músculo de los dedos o el pie.

-Los daños que los tacones altos pueden causar a la estructura ósea es drástico si la posición correcta al caminar con tacones no es la adecuada, se puede dañar la columna vertebral y las rodillas.

-Es importante saber qué tipo de tacón es que el que se debe usar, depende del peso, la estatura, la forma del cuerpo y del pie para evitar algún daño y lesionar el tobillo, el dedo en martillo o juanetes.

-Las correas de los zapatos de tacón se debe tomar en cuenta ya que de ellas depende la firmeza y estabilidad del pie sobre el tacón, si queda el pie flojo se genera inestabilidad y el tobillo puede lastimarse con facilidad.

-Usar a diario los tacones altos trae diversos problemas musculares. Al quedar por varias horas el pie en forma de punta se produce cansancio y debilidad.

-Cuando los zapatos de tacón se han usado por años, se impone una presión muy fuerte en los pies que es lo que provoca que se acorte el tendón y con esto se pueden provocar los esguinces, torceduras o algunos otros problemas similares.

-El uso de tacones altos genera además una reacción en cadena en el cuerpo, porque la posición que puede tener el pie provoca que el apoyo en la rodilla se corra hacia la parte de atrás. Si la persona dobla la rodilla puede producir una flexión de la cadera y el dolor se sentirá de inmediato con intensidad.

-Es recomendable que por cada 5 centímetros de tacón que se suman puede haber 8 kilos que también se suman a la presión que se ejerce sobre los pies.

Algunos consejos para usar zapatos de tacón

Será muy importante buscar aquellos zapatos de tacón que se adecuen al peso, al cuerpo y a la forma de caminar que no resulten extremadamente altos para que no sea doloroso caminar.

Es mejor que los zapatos de tacón sean un poco anchos para mayor comodidad esto evitará que las articulaciones se puedan dañar.

Es importante que cuando se vaya a comprar los zapatos de tacón se prueben varias veces y se camine un poco con ellos para evitar que después se sientan incómodos, apretados o muy flojos.

Se recomienda dejar de usar tacones de 10 centímetros y empezar a usar zapatos bajos o en su defecto que no superen los 4 centímetros, por el bien de su columna vertebral y sus músculos.

Los zapatos de tacón son un toque de mucha feminidad, de estética, de buena presentación, pero lo importante es usarlos adecuadamente para que las ventajas se presenten más y no sean las desventajas las que a diario indiquen que su uso no es conveniente. 

Sorprendente historia de la vida real

El ÁNGEL QUE APARECIO EN LA CALLE DESIERTA

Alejandro, el hijo de Angelina, de sólo dos años de edad, estaba muriendo. La Fiebre Escarlatina y de Sarampión estaban consumiendo su pequeño cuerpo. En esa época, el tener pocos recursos económicos hacían muy difícil la posibilidad de vacunación y las comunicaciones no eran lo que son ahora.

Esa noche y en su último intento por buscar a un doctor, Angelina cargó a su hijo y caminó una gran distancia para encontrar un hospital. Las noticias no eran buenas. El doctor que examinó a Alejandro, le dijo a Angelina que no había nada más que hacer por el niño, que estaba muriendo y que lo mejor sería dejarlo en el hospital. El médico agregó que ella debería regresar la mañana siguiente a recoger el cuerpo.

El doctor la dejó con su hijo en el pequeño cubículo de examinación y fue a hacer los arreglos para llevarse al niño a otra parte del hospital.

En horror y sin pensarlo, Angelina tomó a su hijo en sus brazos, lo cubrió bien y dejó el hospital corriendo. El doctor la vio y trató de pararla con la ayuda de un guardia de seguridad, pero como solo una madre puede, ella los paró con la fuerza de su voz y de su desesperación. Les dijo que la dejaran pasar pues ese niño era su hijo y era su derecho llevárselo a su casa a morir. Ellos no se atrevieron a pararla.

Angelina podía sentir el peso de su hijo y mientras caminaba, pensó que tal vez el niño iba ya muerto, pero no se atrevió a parar y corroborar si esto era así por terror a lo que podía encontrar. Iba desesperada, en llanto y clamando a Dios.

Era casi la media noche y la calle estaba completamente desierta. No había edificios alrededor, nada que pudiera justificar la aparición súbita de una mujer caminando hacia ellos. Angelina había estado vigilante de sus alrededores para evitar algún peligro para ella y su hijo, y estaba segura de no haber visto a nadie. Esta mujer tenía una piel muy oscura, su pelo era negro, largo y muy mojado, parecía como si viniera directo de una ducha.

Esta señora se acercó a Angelina y le preguntó: “¿Llevas enfermo a tu hijo?” y antes de que Angelina pudiera contestar, la señora continuó: “Vete a tu casa, vístelo bien y ve a la casa de Doña Carmen. Ella te está esperando para ponerle una inyección a tu hijo”.

¡Angelina apenas podía entender! ¿Quién era esta señora? Y, ¿Cómo ella sabía sobre Doña Carmen, una señora de la vecindad que ponía inyecciones? Pero antes de que pudiera decir una palabra, la señora le dijo con urgencia: “Vete a tu casa. “ ¡Tu hijo va a vivir!”. Y sin más la señora continuó caminando y se perdió en la oscuridad.

Angelina se fue a su casa lo más rápido que pudo. Alejandro apenas estaba respirando y sus ojos no se abrían más. Ella pensó que no había esperanza, pero de todas formas hizo lo que la señora le había indicado. Llevó a su hijo a la casa de Doña Carmen, quien a las tres de la mañana, le abrió la puerta como si la hubiese estado esperando y su visita a esa hora fuera de lo más normal y le dijo a Angelina: “Te estaba esperando, tengo la inyección lista para tu hijo”.

La inyección era algo que Angelina nunca había visto antes: la jeringa estaba hecha de vidrio y dentro se podía ver un líquido espeso con los colores del arcoíris. Doña Carmen le puso la inyección al niño y le dijo a Angelina: “Mañana me vas a traer a tu hijo para que yo le ponga la segunda y última inyección. Después de eso, él no necesitará nada más. Tu hijo va a vivir”.

Angelina no le creyó. Su hijo se veía tan mal, parecía casi muerto, por lo que ella en verdad no creyó que era posible que se salvara. Se llevó a su hijo a su casa en dónde solo su hermana esperaba ya que el resto de la familia con los demás niños se había ido temporalmente para evitar el contagio. Ellas pusieron a Alejandro en una cunita que tenían cerca de la cocina y la hermana de Angelina insistió en que Angelina tomara algo caliente. Ya iba Angelina de regreso a la cuna de su hijo con una taza de café en las manos, cuando escuchó: “Mama”. Ambas pararon lo que estaban haciendo y de nuevo escucharon: “Mama”. Corrieron a la cuna y allí estaba: Alejandro, sentado, con sus ojos abiertos y su piel sonrosada contrariamente a la palidez horrible que había tenido antes. Angelina lo tomó en sus brazos y él le pidió comida. ¡Antes, él no había podido ni tomar agua!

Cuando más tarde lo puso de regreso en la cuna y lo empezó a cubrir, Angelina encontró una pequeña pluma blanca entre las sábanas. Fue hasta ese momento en que ella se dio cuenta de que había sucedido un milagro de primer orden: ¡Dios le había enviado un ángel en forma de una señora desconocida y en forma de una inyección con los colores del arcoíris! Angelina cayó de rodillas y le agradeció a Dios con todo su corazón.

A la mañana siguiente Angelina llevó de nuevo su hijo a donde Doña Carmen y después de la segunda inyección, Alejandro se recuperó por completo.

Después de escuchar la historia de Angelina, me doy cuenta de que no es necesario que creamos en las Fuerzas Divinas para recibir su ayuda. Simplemente tenemos que estar dispuestos a seguir los pasos que increíblemente aparecen frente a nosotros y a pesar de nuestras dudas, nuestros temores, y nuestras creencias limitadas, nuestro trabajo es decir SI a la ayuda de los demás en cualquier forma que venga a nosotros. Cuando una cuerda aparece para salvarnos de ahogarnos, no es muy prudente parar a cuestionarla, hay que agarrarla con ambas manos y entregarnos. ¡Milagros nos esperan!

Si usted ha vivido una historia en donde ha sentido la presencia de Dios, a través de sus ángeles, o de cualquier otra forma, por favor, ¡compártala aquí para agradecer y celebrar , para inspirar a otros, y para reafirmar la presencia de la Luz en nuestras vidas!

Remedios caseros para los padrastros


¿Estás a menudo preocupado por ese pequeño pedacito de piel desgarrada alrededor de las uñas esperando que pueda engancharse en la ropa o causar un inmenso dolor al pasar tus dedos por tu cabello? Este problema molesto se llama padrastro.

Los padrastros son básicamente pequeños trozos de piel que cuelgan de las cutículas de las uñas. Por lo general, son causados por la sequedad (especialmente durante los meses de invierno), la exposición a productos químicos (como los presentes en los detergentes), y malas manicuras. Las personas que se muerden las uñas o que tienen deficiencias nutricionales son más propensas a tener este problema.



Además de estropear la belleza de las uñas, los padrastros pueden ser dolorosos e incluso llegar a ser infectados con bacterias u hongos, causando hinchazón y enrojecimiento.

La manera más común para deshacerse de este problema es aplicar vaselina o bálsamo labial en el lecho de la uña afectada y dejar actuar durante la noche para hidratar.

También puedes remojar tus uñas en aceite caliente o agua durante unos 15 minutos al día, y finalmente recortar con unas tijeras para cutículas. Pero hay varios otros remedios naturales para este problema.

Aceite de vitamina E

El aceite de la vitamina E es uno de los remedios más eficaces para padrastros, ya que suaviza y humecta las uñas. Además, la vitamina E facilita la cicatrización de la rotura de la piel.

 * Aplica aceite de vitamina E en el área del problema y deja actuar hasta que se absorba completamente. Vuelve a aplicar varias veces al día hasta que te deshagas de los padrastros.

* Otra opción es combinar aceite de vitamina E con otro aceite como el de oliva, de ricino o aceite de jojoba y aplicarlo todos los días.

* Para evitar padrastros, pon una gota de aceite de vitamina E en tus uñas después de cortarlas.

Miel

La mejor manera de prevenir y tratar padrastros es mantener tus uñas hidratadas para que la piel alrededor de las uñas se mantenga flexible. La miel funciona como un gran agente hidratante. Al ser un humectante natural, atrae y retiene la humedad.

Además, tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que combaten las infecciones y reducen la inflamación. La miel de Manuka, en particular, tiene potentes propiedades antimicrobianas.

* Frota la miel cruda o manuka en la zona afectada y deja actuar durante varias horas para ablandar las cutículas. Haz esto todos los días hasta que te deshagas del problema.

* También puedes aplicar la miel en una base regular para evitar padrastros.

Aguacate

El aguacate es rico en vitamina E, grasas saludables y otros nutrientes que ayudan a nutrir y sanar la piel. También actúa como un humectante para la piel.

* Saca la pulpa de medio aguacate y haz un puré con un tenedor.

* Mezcla dos cucharadas de aceite de coco.

* Aplica esta crema hidratante casera en las uñas.

* Deja actuar durante toda la noche, y luego lávelo por la mañana.

* Haz esto tres o cuatro veces a la semana en forma regular.

Ablandador de cutículas casero

Otro remedio útil para este problema es utilizar un ablandador de cutículas casero para suavizar e hidratar tus uñas.

Mezcla dos gotas de aceite de jojoba, dos gotas de aceite de eucalipto, una gota de aceite de árbol de té y dos cucharadas de aceite de oliva caliente. Frota este ablandador de cutículas en las uñas y las cutículas, y deja actuar toda la noche.

Otra opción es calentar dos o tres cucharadas de aceite de oliva en el microondas o al baño maría. Mezcla una cucharada de aceite de coco o manteca de cacao y glicerina. Calienta la mezcla de nuevo. Revuelve en dos o tres gotas de un aceite esencial como el eucalipto o el aceite de lavanda. Masajea la mezcla sobre las uñas y las cutículas, y deja actuar toda la noche.

Para obtener los mejores resultados, remoja las manos en agua tibia durante unos minutos antes de aplicar el ablandador. Utiliza el remedio diariamente hasta que el problema se resuelva.

Almendras

Las almendras son buenas para la curación de los padrastros, debido a su alto contenido de vitamina E. También contienen ácidos grasos esenciales que ayudan a reducir la hinchazón y la inflamación.

* Remoja un puñado de almendras en agua durante la noche.

* Al día siguiente, quita la piel y muele las almendras.

* Mezcla en una yema de huevo batido y un poco de miel.

* Antes de acostarte, aplica la mezcla sobre las manos y las uñas y ponte unos guantes de algodón.

* Deja actuar durante toda la noche, y enjuaga a la mañana siguiente.

* Haz esto un par de veces a la semana en forma regular.


Bálsamo de cera de abejas

La cera de abejas ayuda a suavizar e hidratar, así como a fortalecer las uñas. Cuando se combina con aceites, forma una capa calmante y protectora sobre la piel para evitar que se desgarre.

* Mezcla dos cucharaditas de aceite de coco, dos cucharaditas de aceite de oliva, dos cucharaditas de aceite de almendras, tres cucharadas de miel y tres cucharadas de cera de abejas.

* Derrite la mezcla en el microondas o al baño maría.

* Retira del fuego y revuelve unas gotas de aceites esenciales como el árbol de té, lavanda, plátano o aceite de menta.

* Aplica en las uñas y las cutículas y deja toda la noche.

* Repite diariamente en una base regular.

Aloe Vera

El aloe vera tiene propiedades calmantes, curativas e hidratantes que ayudan a curar los padrastros. Cuando se combina con la cúrcuma, ayuda a prevenir y tratar los padrastros infectados ya que ambos ingredientes tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

* Basta con aplicar gel fresco de aloe vera extraído de una hoja en los padrastros y dejarlo el mayor tiempo posible. Úsalo diariamente hasta que te deshagas del problema.

* Otra opción es mezclar un poco de polvo de cúrcuma en una cucharadita de gel de aloe vera y aplicarlo sobre la zona afectada. Deja actuar durante al menos 30 minutos antes de enjuagar. Repite todos los días durante una semana.

Yogurth

También puedes probar el yogur como un remedio natural para curar padrastros dolorosos e inflamados. Contiene probióticos que tienen propiedades anti-inflamatorias.

Además, funciona como una buena crema hidratante. Para obtener los mejores resultados, optar por yogur con cultivos activos o vivos.

* Aplica yogur natural en la zona afectada.

* Deja actuar durante un par de horas antes de enjuagar.

* Repite todos los días hasta que el problema desaparezca.

Arcilla blanca

La arcilla blanca es una arcilla natural suave adecuada para la piel seca y sensible. Exfolia la piel y suministra minerales para prevenir y curar los padrastros.

* Mezcla una cucharadita de arcilla blanca y una cucharadita de aceite de oliva junto con tres gotas de aceite de lavanda.

* Masajea la pasta sobre tus uñas.

* Deja actuar durante 15 a 20 minutos, y luego lava.

* Haz esto dos veces a la semana en forma regular.

Sal de Epsom

La sal de Epsom puede ser muy beneficiosa para el tratamiento de padrastros infectados. Saca las toxinas y reduce la hinchazón y la inflamación.

* Mezcla una cucharadita de sal de Epsom en una taza de agua tibia.

* Remoja la uña afectada en ella durante unos 15 minutos.

* Seca suavemente, aplica un ungüento antibacteriano, y cubre con un vendaje.

* Repite el proceso tres o cuatro veces al día durante dos o tres días, o hasta que se cure la infección.

El tipo de café que bebes revela cómo es tu estilo de vida y personalidad


Un estudio realizado en Colombia, relacionó diez formas de preparar café con un determinado estilo de vida. Y DIME QUE TIPO DE CAFE TOMAS TE DIRE QUIEN ERES

Según la investigación denominada “Estudio de Hábitos de Consumo de Bebidas”, cada una de las formas en que se toma el café podría revelar cómo es nuestra personalidad, publicó el portal ABC.es.

Checa cómo es tu estilo de vida de acuerdo al tipo de café que prefieres:

Café con leche. Para las personas hogareñas y que consideran primordial pasar el tiempo con la familia.

Macchiato. Este estudio considera a esta bebida como la de los intelectuales, porque creen que “con un café de calidad pueden encontrar la inspiración para concretar nuevas ideas”.

Espresso Doble. Sería el café solo, es el preferido por los consumidores hiperactivos.

Espresso con Panna o chantilly. Con nata batida, es el elegido por las personas que se consideran creativas y a quienes les gusta “endulzarse el día”.

Mocha. Que lleva espuma, leche y chocolate, es el preferido de los románticos.

Expresso. Para las personas madrugadoras.

Capuchino. Personas con doble personalidad al extremo desde retraídas y serias hasta extrovertidas y liberales.

Capuchino Frape. Con mente infantil y soñadora, con gusto por los dulces y todo lo que les deje un dulce sabor en la boca.

fuente: aztecanoticias.com

EL CONSERJE


Había una vez un conserje que trabajó para la misma empresa durante cuarenta años. Jamás ascendió de puesto. Siempre fue el conserje y nunca tuvo a nadie a sus órdenes. Nunca pudo comprar un automóvil, ni una casa para su familia.

Era un buen conserje. Se esmeraba por mantener en perfectas condiciones la entrada del edificio. Los objetos de metal relucían, las ventanas estaban impecables, las alfombras nunca se veían sucias. Además siempre tenía una sonrisa y palabras alentadoras para sus compañeros de trabajo. Durante todos los años que trabajó en esa empresa, nadie lo oyó quejarse.

Las personas le preguntaban: ¿Por qué trabajas tanto? A lo que el conserje respondía: Mira mi trabajo, no sólo lo hago para los demás, lo hago como si lo hiciera para Jesús. Él es mi mejor amigo, lo amo y quiero hacer lo mejor para Él. Es lo menos que puedo hacer por alguien que dio su vida por mí.

Algunos se reían y seguían su camino. Otros le preguntaban, extrañados: ¿Jesús, tu amigo? ¿Cómo puede ser Él tu amigo? Si ni siquiera se lo ve.

El conserje, sin mediar palabra, respondía con una sonrisa, todos percibían un gran amor que se reflejaba a través de sus ojos cuando les contaba a sus compañeros como era su relación con Jesús. Nunca estaba demasiado ocupado o cansado para hablar del amor del Señor en su vida.

En la misma empresa comenzó a trabajar al mismo tiempo que el conserje, otro hombre. Era un prestigioso profesional que fue ascendiendo, hasta llegar a ser vendedor, llegó a ser el mejor de su departamento. En un tiempo récord se convirtió en gerente de ventas, luego en gerente regional, después vicepresidente y finalmente, en el más joven presidente que había tenido la compañía.

Estando a su cargo la empresa se expandió hasta llegar a ser líder internacional y bajo su dirección la compañía adquirió otras empresas que prosperaron muy rápidamente.

En vista de sus evidentes aptitudes, talento y éxitos, con frecuencia le pedían que diera conferencias. Incluso lo visitaban ejecutivos y directivos de otras empresas para preguntarle el motivo de su éxito. Siempre daba la misma respuesta: En este país las oportunidades son ilimitadas, he puesto mucho esfuerzo, empeño y sobre todo he trabajado muchísimo. Lo que yo logré, ustedes también pueden hacerlo si lo creen posible.

Al cabo de los años lo eligieron miembro del consejo rector de su antigua universidad y era un respetado miembro en la iglesia a la que asistía los domingos con su familia.

Pero cada lunes, cuando su actividad comenzaba, se olvidaba de los sermones, que lo inspiraban a estar más cerca de Dios y de su familia, que del trabajo y los negocios y con el tiempo los negocios, las conferencias y toda actividad relacionada con su profesión, llegaron a ser su prioridad.

Cuando llegó el momento, tras una larga y exitosa trayectoria y en medio de la admiración de las personas que lo conocían y rodeaban en sus negocios, se retiró.

Curiosamente, los dos hombres, el conserje y el ejecutivo fallecieron el mismo día y cada uno compareció ante Dios para dar cuenta de lo realizado en sus vidas.

El ejecutivo fue el primero. Dios le puso la mano en el hombro y le dijo: Has empleado bien tu vida. Te di inteligencia y oportunidades. Has trabajado mucho y aprovechado cuanto te puse delante. Tus logros son muchos. Sin embargo, debes dejar atrás todo lo que construiste. Tus casas y automóviles, tus empresas y tus actividades eran algo bueno, pero no son parte de mi Reino. Aquí no hace falta tu dinero. Has trabajado mucho, pero de forma imprudente, porque ganaste lo material, pero dejaste de lado muchas cosas importantes.

El conserje estaba a corta distancia, observaba con humildad, temor y asombro. Si el Señor no elogiaba a todo un prestigioso profesional, ¿qué podría esperar un simple conserje? Estaba cabizbajo y por sus mejillas rodaban algunas lágrimas.

De pronto, Jesús le puso una mano sobre el hombro y le dijo: Levanta tu cabeza y mírame a los ojos. El conserje obedeció y así por primera vez pudo ver el rostro de la persona que más amaba en el mundo.

Con una sonrisa Jesús le dijo: Date la vuelta y mira. No podía entender lo que veía, una multitud se le acercaba y sus rostros reflejaban un amor y un gozo que jamás había visto. Miró a Jesús, y le dijo: Señor, sólo reconozco a unos pocos ¿Quiénes son los otros?

Jesús le dijo: Los que reconoces son personas a las que les hablaste de mi amor. Los otros son personas que escucharon hablar de mi amor, pero no a través de ti, sino a través de las palabras de aquellos a quienes tú habías hablado. Todos ellos han venido a darte las gracias. Ve junto a ellos y disfruta del gozo que he preparado para todos aquellos que obedecieron mi palabra.

A poca distancia, un coro de ángeles cantaba mientras el conserje y sus amigos, con una alegría inexplicable, disfrutaban de las maravillas que les había preparado el Señor.

Los dos hombres tuvieron las mismas oportunidades. Uno dedicó su vida a los negocios, con el fin de ser millonario; el otro, puso su vista en las cosas del Señor, vivió sin importarle lo material. Su amor a Dios y al prójimo, fue su prioridad, por lo que se hizo rico y almacenó su fortuna en el banco de Dios. La fortuna del ejecutivo fue temporal, la del conserje fue eterna.

¿A cuál de los dos hombres quieres imitar? La decisión es tuya.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...